EL ORIGEN DEL PAN DE MUERTO QUE SE UTILIZA EN LAS OFRENDAS

Cultura Tehuacan Tehuacán turismo

Redacción

En la época prehispánica se hacía la “papalotlaxcalli” o pan de mariposa que se utilizaba exclusivamente en la ceremonia de Los Muertos, era una especie de tortilla a la cual se le imprimía a la masa aún cruda un sello en forma de mariposa.

Las ofrendas de muertos tienen su origen en las culturas prehispánicas, que tenían sus rituales para los muertos.

Una ofrenda similar a la actual de día de muertos era la de la diosa Cihuapipiltin, dedicada a las mujeres que morían del primer parto, se creía que rondaban por el aire causando enfermedades entre los niños, por ello les hacían regalos en el templo o en las encrucijadas del camino.

Las ofrendas consistían en “panes” de diversas figuras como mariposas o rayos (xonicuille) hechos a base de amaranto y “pan ázimo” que era un pan de maíz seco y tostado.

De acuerdo con testimonios de la época, a este pan se le llamaba yotlaxcalli; otros ofrecían unos tamales (xucuientlamatzoalli) y maíz tostado llamado Izquitil, casi toda la ofrenda era de amaranto porque lo consideraban un alimento especial.

Fray Diego de Durán relató en su crónica sobre la ofrenda de Huitzilopochtli, que la gente en esta celebración “no comían otra cosa que no fuera tzoalli con miel”.

Con dicha mezcla a base de amaranto y miel de avispa o maguey, hacían un gran ídolo a imagen del Dios, lo adornaban y vestían.

De igual manera elaboraban huesos grandes que depositaban a los pies del ídolo, además ofrendaban otros “panes” como tortillas pequeñas; pasada la fiesta se los dividían para comer

El equivalente al pan de muerto como ahora lo conocemos sería el “huitlatamalli” que era una especie de tamal.

Relacionado:  Pide comuna que policías elijan entre seguro de vida o incremento salarial

 

¿Y usted qué opina? Deje su comentarios aquí abajo