Paraíso endémico a pocos kilómetros de Tehuacán

btr

Ela Martínez

Tehuacán  – La Reserva de la Biósfera Tehuacán – Cuicatlán se localiza en la región sureste del estado de Puebla con 20 municipios, y al noroeste del estado de Oaxaca con 30 municipios, Todos ellos forman parte de la Sierra Madre del Sur, rodeando los valles de Tehuacán y Zapotitlán. Casi toda la reserva forma parte de la cuenca del río Papaloapan. en la zona de confluencia de la Región Neártica y Neotropical, se ubica en las provincias fisiográficas Selvas Secas del Balsas, Xerófila del Valle de Tehuacán

Aquí se alberga una gran historia geológica, histórica y cultural, encerrada entre altas montañas y en donde convergen climas semiáridos, templados y tropicales en 3 ecosistemas característicos, que dan gran variedad de formas de vida, tanto de especies de flora como de fauna que no se encontrarán en ninguna otra parte del mundo.

Se puede recorrer y disfrutar de gran parte de la Reserva, utilizando la súper carretera Cuacnopalan-Oaxaca, y la Carretera Federal 150 Puebla-Tehuacán, la Carretera Federal 135 Tehuacán- Oaxaca y la 125 Tehuacán-Huajuapan de León, Oaxaca,  en el caso de Puebla, ésta se encuentra al sur del estado,  se denomina Tehuacán – Cuicatlán porque se encuentra entre dos localidades primordialmente, la primera pertenece al estado de Puebla, mientras que la segunda a la entidad de Oaxaca.

El 11% de la flora que presenta toda la Reserva es endémica, en lado poblano predominan los ecosistemas áridos, con cactáceas columnares como las que se observan en el Jardín Botánico Comunitario Helia Bravo Hollis. En San Juan Raya se puede visitar el Santuario de cactáceas gigantes, el interesante , fósiles marinos con 100 millones de años de antigüedad, el cerro Cuthá, con la tumba del gobernante Xapotl. y el Museo Paleontológico, así como también la Cueva del Maíz en Coxcatlán. El Valle de Tehuacán da fe desde tiempos inmemoriales, de la presencia humana, aquí se encontró el vestigio de la domesticación del maíz  más antiguo de mesoamérica.

El clima en esa región es considerado como cálido semiseco y cálido semitropical, este contraste permite observar algunos curiosos fenómenos como el hecho de que existe neblina pero la lluvia escasea.

Existen dos principales motivos para darle la designación de reserva de la biósfera a esta zona, la primera es la diversidad florística, pues a pesar de que es una región árida, posee diversidad de especies endémicas, esta variedad incluye a numerosos ejemplares xerófitos –que son los predominantes–, caducifolios y mosófilos, destacando el sotolín o pata de elefante.

 

Be the first to comment on "Paraíso endémico a pocos kilómetros de Tehuacán"

¿Y usted qué opina? Deje su comentarios aquí abajo